TR/19 HVCA Guía de Buenas Prácticas en la Limpieza Interna de los Sistemas de Ventilación

TR/19 HVCA Guía de Buenas Prácticas en la Limpieza Interna de los Sistemas de Ventilación

SECCIÓN 7

Consideraciones específicas para los Sistemas de Extracción de Cocina

7.1 El sistema de extracción de cocina presenta riesgos particulares debido a la posibilidad de acumular grasa. La grasa acumulada dentro de un sistema de extracción forma una carga de combustión oculta. Bajo ciertas circunstancias, la llama o una temperatura muy alta dentro del conducto puede prender la grasa provocando un incendio que se propaga rápidamente a través del conducto. La llama y el calor interno del conducto puede llegar a prender fuego a los materiales circundantes en varios puntos a lo largo de la extensión de los ductos y transferir el fuego de forma difícil de predecir y controlar por parte de los diseñadores, instaladores y, en última instancia, los bomberos.

7.2 Los sistemas de extracción y ventilación de cocina se definen aquí como los sistemas de extracción que pretenden recoger y eliminar los vapores contaminantes, el calor y la humedad de los electrodomésticos de cocina

(Véase también DW/172). Un sistema de extracción de cocina típicamente comprendería los siguientes componentes:

Campana – También conocida como campana extractora, campana de cocina, cubierta de cocina o campana de extracción. Por lo general incluye un faldón vertical recorriendo alrededor del perímetro de la campana, un canal en el borde inferior del faldón; un techo de campana asentado horizontalmente en la parte superior del faldón e unido a ello; una cubierta de filtros de grasas (con filtros de grasa y trampas) colgando dentro de los límites del faldón.

Campana/Plenum – Esto suele ser el área inmediatamente detrás de la caja del filtro de grasas y por debajo desde donde comienza el conducto.

Conductos- Más allá de la campana/plenum, se conectan los conductos de extracción. Esto puede implicar conductos cortos de transición conectados directamente al lado de succión de un ventilador de extracción o podría incluir muchos metros lineales de conductos horizontales y / o verticales. Los conductos verticales, también referidos como elevador, puede pasar a través de muchos niveles de un edificio. Dentro del conducto pueden haber atenuadores, reguladores de control de caudal, cortafuegos, aspas rotativas de aire y sensores.

Ventilador de extracción – Para crear la extracción de la campana un ventilador de extracción se conectara a la red de conductos, algunos ventiladores de extracción (montados en el techo) descargan directamente a la atmósfera a través de una chimenea sombrerete.

Conducto de descarga – En el lado de escape del ventilador un conducto de descarga dirige el aire extraído fuera del edificio a través de una desembocadura. Este punto de salida podría incluir rejillas de intemperie y malla para evitar la entrada de la intemperie y parásitos. Otros sistemas como los techos ventilados y la extracción por canalización directa también se utilizan. Es importante que la persona responsable de la aplicación de los regímenes de limpieza comprenda claramente el detalle del sistema, de modo que cualquier proceso de limpieza sea compatible con los términos de la seguridad de edificios en relación al mantenimiento del sistema de extracción de cocina.

7.3 Otros sistemas de extracción que sirven a las cocinas, tales como sistemas de lavaplatos, extracción general, etc.,  también pueden ser afectados por la acumulación de grasa y consideraciones similares se llevarían a cabo.

7.4 Los sistemas de extracción de cocina son susceptibles de ensuciamiento interno por las grasas y aceites. Es habitual que los sistemas estén protegidos por filtros de grasa, pero éstas son muy distintas entre sí en términos de la eficiencia en retención de grasa y como barrera a las llamas. La eliminación total de la grasa no es normalmente realizable y, por lo tanto, el ensuciamiento a lo largo del sistema se producirá a un mayor o menor grado.

7.5 Los depósitos de grasa dentro de los sistemas también plantean peligros para la higiene, los olores, los parásitos y la eficiencia mecánica. Una canalización de conductos mal diseñada e instalada o dañada, puede derivar en fugas de grasa, extendiendo así el riesgo de incendio, de higiene, de olores y de parásitos Además, allá donde los conductos se distorsionan bajo condiciones de incendio, la grasa ardiente puede propagarse y extender el fuego a los alrededores del conducto.

7.6 Los sistemas de suministro de ventilación o de aire acondicionado deben mantenerse en condiciones higiénicas tal y como se detallan en esta Guía. Debido a la grasa acumulada dentro de los sistemas de extracción, la mayoría de la limpieza de la canalización será por métodos manuales en lugar de  mecánicos. En el momento del estudio de sistema, un esquema detallado debe ser proporcionado, destacando aquellas áreas que son inaccesibles y que, por tanto, permanecerán sin limpiar. El cliente debe estar informado de las zonas inaccesibles, el motivo de su inaccesibilidad y, si fuese posible, el costo probable para asegurar un acceso pleno y libre. Es responsabilidad del cliente señalarles esto a su compañía de seguros o a otro tercero pertinente, si fuese necesario, quienes deberán confirmar si una excepción a la limpieza total de acuerdo con TR/19 es aceptable.

7.7 Esta sección de la Guía ofrece consejos específicos sobre cómo limpiar y mantener los sistemas de extracción de cocina, pero una consideración similar se aplicaría a las zonas ajenas a la cocina donde podrían verse afectadas por la acumulación de grasa y / o aceite.

El Diseño y el Acceso a las Superficies Internas del Sistema de Extracción de Cocina 

7.8 Se ofrece asesoramiento en HVCA DW/172: Especificación para los sistemas de ventilación de la cocina (2005).

7.9 Las superficies internas de los sistemas de extracción de cocina deben estar libre de irregularidades, las cuales hacen más probable la acumulación de grasa y dificultan la limpieza.

7.10 Es esencial que un sistema de canalización de extracción de cocina, y el plenum/campana, estén provistos de suficiente número de paneles, calidad y tamaño para permitir el acceso sin restricciones para la limpieza e inspección periódica de las superficies internas y sus componentes internos.

7.11 La localización de accesos a las superficies internas de un sistema de extracción de cocina depende de un número de consideraciones operacionales y de diseño.

  • Diseño y ubicación de la canalización
  • Diseño del edificio y materiales de construcción
  • Ubicación de la cocina en el edificio
  • Ubicación del ventilador de extracción y su accesibilidad para el mantenimiento.
  • Accesibilidad para físicamente alcanzar la canalización
  • Todas las modificaciones de construcción y los usos actuales que podrían restringir el acceso
  • La ubicación y el número de componentes del sistema que requieren acceso

7.12 Los paneles de acceso deben ser adecuados para la finalidad para la que están destinados. Los paneles y los marcos deben ser construidos del mismo material que la canalización.  Como mínimo deben incorporar manijas de liberación rápida, junta de sellado y propiedades de aislamiento  térmicas, acústicas y de protección contra incendios igual a la del conducto en la que están montados. Debe prestarse especial atención al mantenimiento de la integridad al fuego de la canalización resistente al fuego. Las recomendaciones del fabricante o del asesor especializado en protección contra incendios se deben seguir en su caso.

7.13 Los paneles de acceso debe ser tan grande como lo permita el tamaño del conducto, hasta un máximo de 460 mm x 610 mm sin debilitar la estructura del sistema. Las aperturas no deben ser obstruidas por otros servicios del edificio,  equipos almacenados o por la estructura del edificio. El panel y la apertura deben estar libres de bordes afilados.

7.14 Los paneles de acceso deben ser colocados al lado del conducto, un mínimo de 10 mm por encima de la base para reducir al mínimo el riesgo de fuga de grasa. Excepcionalmente, pueden ser instalados en la parte superior del conducto, pero la debida consideración debe darse a la accesibilidad del panel. En lugares donde los paneles de acceso tienen que instalarse en la parte inferior de un conducto, hay que prestar atención para asegurar un ajuste libre de fugas y se debe de colocar un aviso advirtiendo sobre el riesgo de escape de aceite al abrir los paneles. Al diseñar los sistemas se deberá prestar la debida consideración a la provisión de acceso físico despejado a todos los paneles de acceso.

7.15 Los paneles de acceso deben instalarse en ambos lados de componentes en línea, como se detalla en la Tabla 8, de esta manera permitiendo la entrada física para limpiar estas superficies intrincadas. Este cuadro incluye los componentes, tales como barreras cortafuegos y atenuadores, la instalación de los cuales normalmente no se recomienda, pero que en la práctica se encuentran a menudo.

Tabla 8: Ubicación de los Paneles de Acceso para Limpieza e Inspección

Tabla 8: Ubicación de los Paneles de Acceso para Limpieza e Inspección.
Compuertas volumétricasAmbos lados
Barreras cortafuegos (véase Nota 7)Ambos lados
AtenuadoresAmbos lados
Cambios de DirecciónAmbos lados
Secciones de FiltroAmbos lados
Conductos horizontalesGeneralmente cada 3 metros (véase 3 metros)
ElevadoresArriba y abajo como mínimo (véase Nota 3)
Ventiladores de extracciónAmbos lados (véase nota 4)
Rejas/malla de descargaUn lado (véase Nota 6)

Notas a la tabla 8

  1. Algunas trampillas adicionales necesitarían ser colocadas en el techo o las paredes de las instalaciones o estar proporcionadas en nuevas construcciones. Debe ser considerado para proporcionar seguridad en accesos de altura en trabajos con conductos.
  2. Los accesos abiertos con fin de limpieza son requeridos normalmente cada 3 metros como máximo. Esta distancia puede reducirse cuando el diámetro de los conductos impide que se realice la limpieza manual, cuando hay varios cambios en la dirección o por otras circunstancias que impiden el posicionamiento de los paneles.
  3. Los extractores internos de las cocinas necesitan puertas colocadas en como mínimo cada piso para que se pueda llegar hasta las caras internas y las compuertas contra incendios pudiendo ser limpiados y revisados. En edificios antiguos esto requerirá un trabajo adicional (por ejemplo, instalación de trampillas) para alcanzar los conductos más elevados.
  4. El diseño de los extractores debería permitir una limpieza a fondo de las cuchillas interiores y de las caras interiores sin la necesidad de desarmar, por ejemplo, el acceso a los paneles del conducto debería ser proporcionado tanto desde arriba como desde abajo del conducto. Los grandes extractores deben ser diseñados con paneles en su cubierta. Así mismo, los atenuadores u otras piezas que puedan entorpecer la limpieza deberían proporcionar un acceso a ambos lados.
  5. La guía de acceso anteriormente proporcionada puede reducirse cuando la limpieza con control remoto y la entrada de personal puede ser adecuadamente aplicado. De todas maneras, en todos los casos cada sección del conducto debe ser capacitada para realizar una inspección.
  6. Debe ser considerado, a la hora de diseñar, un acceso seguro a lo largo del sistema, de los filtros y de las lamas.
  7. Las compuertas contra incendios no se encuentran en las nuevas instalaciones pero todavía pueden ser encontradas en los sistemas antiguos.

7.16 Durante el mantenimiento de limpieza, es esencial garantizar el acceso mecánico y también en caso de fuego. Los paneles de acceso deben ser identificados y marcados en un esquema (ver Verificación de limpieza, más adelante). El procedimiento de control debe permitir que todos los paneles de acceso sean perfectamente reemplazados después de la limpieza y que cualquier protección contra el fuego que haya sido quitada, sea colocada de nuevo en el conducto. El número de paneles de acceso extraídos deben mantenerse ateniéndose a unos mínimos. Todos los paneles deben ser reemplazados al final del trabajo.

7.17 Diseñadores, instaladores o limpiadores especialistas pueden definir  y justificar, gracias a esta guía, el número de paneles de acceso que se coloquen en una instalación.

Sistema de prueba (Inspección y supervisión)

7.18 La ejecutiva de limpieza y seguridad junto con las regulaciones de guía y seguro (ver apéndice B&E) estipulan que los sistemas de extracción en cocinas deben estar limpios para minimizar el riesgo de fuego, entre otros. Esta guía ahora proporciona un método de medida en la limpieza y suciedad como punto de referencia.

7.19 El grupo HVCA ha investigado una variedad de métodos para medir la cantidad de grasa que se encuentra depositada en el interior de los sistemas de conductos y recomienda utilizar el W.F.T.T. (test de la película húmeda).

7.20 El D.T.T. (prueba de espesor de película), como se describe en la Sección 5, debe ser usado y probablemente sea necesario en caso de depósitos carbonizados. Este método es menos fiable para depósitos blandos y, en el caso de depósitos carbonizados, necesitaran normalmente una verificación que certifique otra limpieza posterior.

7.21 Los métodos de prueba proveen una objetiva, repetible y verificable medida de la grasa de los depósitos, y proporciona una solución a la subjetiva inspección visual.

7.22 Es recomendable que las pruebas se lleven a cabo en intervalos que no excedan los 12 meses. La supervisión de los depósitos de grasa es recomendable que sea realizada más frecuentemente, así como siendo necesaria una frecuencia periódica en las pruebas. La frecuencia de limpieza necesaria debe ser estimada por un proveedor especialista del servicio y/o un cliente durante una inspección inicial y posteriormente otra prueba antes de la limpieza permitirá conocer si la frecuencia inicial predicha era correcta o si necesita algún ajuste.

7.23 Las medidas deben ser realizadas en los siguientes lugares:

  • Conducto de descarga
  • Conducto que se encuentre a un metro del conducto de descarga
  • Conducto que se encuentre a tres metros sobre el conducto de descarga
  • El conducto que se encuentra entre el conducto de descarga y el extractor
  • El conducto que se encuentra encima del extractor
  • El conducto que se encuentra por debajo del extractor

7.24 La tabla 9 explica los límites máximos de grasa en los depósitos y las acciones recomendadas al respecto. La acción recomendada al respecto dependerá de la cantidad acumulada, el riesgo de vulnerabilidad y de posición del sistema y cualquier otra garantía impuesta por el seguro del edificio.

Tabla 9: Límites de grasa en la superficie de los depósitos

Tabla 9: Límites de grasa en la superficie de los depósitos
Test de la película húmedaAcción recomendada
200μm como medida en cualquier zona del sistemaRequiere limpieza completa
Cualquier medición que supere los 200μmUrgente limpieza local requerída

Notas a la tabla 9

  1. En la ausencia de medida de la inflamabilidad de los depósitos de grasa, los límites permitidos de grasa en la superficie de los depósitos se dan en la Tabla 9 y en el párrafo 7.42. Estos niveles fueron determinados por un test de campo muy grande a qué niveles se tiene que realizar la limpieza de los sistemas y cuáles son los niveles normalmente alcanzados por los especialistas en limpieza de conductos usando tecnología adecuada.
  2. Estos límites se refieren a la cantidad de grasa depositada en los conductos. Otros factores como los métodos de cocinado, fuentes potenciales de incendio y otros residuos inflamables pueden afectar al riesgo de incendio.
  3. La media de estas medidas ha sido calculada dividiendo el total de los resultados por el número de pruebas realizadas.
  4. La segunda categoría de cualquier medida superior a las 500um es proporcionada a los encargados del buffet para que los puntos más críticos sean limpiados incluso donde el sistema no requiere una limpieza total. Se pueden encontrar ejemplos en las chimeneas o en los extractores.
  5. La extensión de zonas necesitadas de limpieza debido a la presencia de grasa en depósitos de más de 500um debe ser considerada consecuentemente como una zona expuesta a riesgo.

7.25 Los límites de grasa en la superficie de los depósitos no debe de confundirse con el nivel marcado para la verificación después de la limpieza, el cual se encuentra mucho más estricto y detallado en el párrafo 7.42.

7.26 Independientemente, la verificación regular o después de la limpieza 7.26 Independientemente, la verificación regular o después de la limpieza puede ser combinada con los problemas de seguridad en los sistemas de extracción con otra cocina. Si un cliente lo específica, un proveedor del servicio puede proporcionar evidencia de las capacidades que tiene el mismo para llevar a cabo dicha inspección. La inspección debe incluir, pero no restringirse a:

  1. Adecuación de los filtros y su regular mantenimiento.
  2. Adecuación de la limpieza regular de la chimenea y los desagües.
  3. Existencia y condiciones de cualquier unidad para extinguir fuego así como los sistemas de detección.
  4. Posibles daños a la protección contra incendio.
  5. Fugas de grasa en los conductos.
  6. Daño en los conductos.
  7. Daño en los conductos o instalaciones mal realizadas de los mismos.
  8. Chequeo auditivo/visual del funcionamiento del extractor.
  9. Basura/desechos adjunto al sistema.
  10. Evaluación visual de cualquier filtración especial.
  11. Condiciones de evacuación.

7.27 Esta inspección no se debe sustituir por el completo mantenimiento así como por los sistemas de extinción y detección de los sistemas.

Métodos de limpieza

7.28 Esta guía no tiene como objetivo ser la guía definitiva en relación con los métodos de limpieza, ya que existen otros métodos de limpieza que pueden ser aplicados conjuntamente, y en cuanto a nuevas tecnologías emergentes. Ejemplos de métodos de limpieza se encuentran detallados en la tabla 10.

7.29 En cumplimiento de esta Guía, el método o métodos de limpieza actuales deben ser capaces de conseguir los resultados requeridos, como por ejemplo: verificación después de la limpieza, no sólo de las caras internas de los conductos de extracción sino también de los componentes del sistema.

7.30 Cuando se elija el método de limpieza, se debe considerar ciertos requisitos en cuanto a la seguridad o el medio ambiente, particularmente cuando se usen métodos de limpieza húmedos ya que la grasa puede gotear desde los componentes de los conductos y dañar los materiales adyacentes.

Tabla 10: Ejemplos de métodos de limpieza

Tabla 10: Ejemplos de métodos de limpieza
Nombre genéricoFuente de energíaMétodo de limpieza
Limpieza a manoManualLimpiar la superficie del conducto.
Raspado a manoManualRemover los sedimentos más gruesos mediante un raspado manual
QuímicoManualAblanda/disuelve los sedimentos para hacerla más susceptible a un raspado manual.
Limpieza con agua a alta presión (vapor)Eléctrica o aire comprimidoVapor o líquido expulsado a alta presión desde una lanza para disolver los sedimentos.
Ataque (remoto o directo) usando los medios apropiadosAire comprimidoLos métodos mediante demolición hacen que se disuelva la contaminación de los conductos y que la grasa de las superficies se elimine gracias a las técnicas de vací­o o mediante sistemas de extracción de alto volumen.

7.31 La limpieza a vapor y con agua a alta presión no son recomendables para los conductos ya que están situados sobre los falsos techos o en áreas sensibles de producirse una filtración de la suciedad de los conductos, a menos que éstos hayan sido diseñados para una limpieza húmeda.

7.32 Después de llevar a cabo la limpieza húmeda se debe tener cuidado de garantizar que cualquier vapor que se haya condensado o cualquier líquido de limpieza, sea eliminado de todas las partes del sistema.

7.33 El uso de agentes de limpieza químicos sólo deben ser utilizados cuando se haya llevado a cabo una evaluación de su riesgo (Ver sección 10), siempre que los detalles y los efectos de los químicos aplicados en los materiales de construcción, el medio ambiente y los riesgos para el personal de limpieza, hayan sido probados.

7.34 Debe de mencionarse que no es económicamente viable limpiar los sistemas de extracción de cocinas como si fueran de un metal en condiciones intactas.

Frecuencia de limpieza

7.35 La necesidad de una limpieza especializada de los sistemas de extracción dependerá del nivel de uso de los equipamientos de cocina, el tipo de los mismos y el volumen de cocinado llevado a cabo. Así como otros factores de riesgo como la vulnerabilidad de los sistemas de ignición y de los edificios y de sus ocupantes/usuarios a los sistemas de prevención de incendios, higiene, bichos y otros peligros mecánicos. Los típicos intervalos de limpieza se muestran en la Tabla 11:

Tabla 11: Frecuencia de limpieza

Tabla 11: Frecuencia de limpieza
Mucho uso12-16 horas por dí­aCada 3 meses
Uso moderado6-12 horas por díaCada 6 meses
Poco uso2-6 horas por díaCada 12 meses

Notas a la tabla 11

La chimenea y el plenum es un área expuesta a un peligro mayor de incendio y debe considerarse que se realice una limpieza más frecuente de acuerdo con los requerimientos del seguro (ver 7.39)

7.36 La frecuencia de limpieza debe ser ajustada según unas pruebas realizadas al sistema (inspección/supervisión) – ver párrafo 7.23, para que los límites de grasa depositados en la superficie no excedan los límites expuestos en la Tabla 9. Las compañías de seguros deben ser consultadas para asegurar que los regímenes de limpieza sean acatados en los términos que especifique su garantía.

7.37 Cualquier régimen de limpieza debe ser justificado por la consiguiente evaluación de riesgo.

7.38 Una limpieza regular dará como resultado un mejor estándar de limpieza así como una reducción en los costes de limpieza ya que no se encontrará depositada la suciedad.

7.39 La limpieza periódica llevada a cabo por especialistas debe ser acompañada por una limpieza diaria o semanal de las chimeneas, filtros y desagües. De acuerdo con las recomendaciones del fabricante, normalmente llevadas a cabo por el operador de la cocina.

Verificación de limpieza después de la limpieza

7.40 El primer método de evaluación es visual. Para la verificación de sistemas limpios, la superficie debería estar visiblemente limpia y capaz de reunir los requisitos de limpieza especificados.

7.41 La verificación de limpieza debe ser, bajo los términos del test de espesor de suciedad o el test de espesor de película como se detalla en el sistema de evaluación (inspección/supervisión) en el párrafo 7.23.

7.42 El nivel de limpieza exige que ninguna medición debe exceder 50μm. 7.43 Cuando se finalice, se debe suministrar un informe conteniendo lo siguiente:

  • El/los sistema(s) debe(n) estar limpio(s).
  • La medición pre-limpieza (de acuerdo con el sistema de evaluación)
  • La medición post-limpieza
  • Documentos fotográficos
  • Detallar si se han llevado a cabo algún trabajo adicional
  • Datos de los productos químicos usados
  • Recomendaciones de los requerimientos en futuras limpiezas
  • Observaciones en las condiciones de los sistemas de los conductos
  • Un esquema del sistema indicando los paneles de acceso y las localizaciones de las pruebas y remarcar cualquier zona que no esté limpia explicando las razones de por qué no se ha podido acceder/limpiar esa zona (ver párrafo 7.6).

7.44 Si es necesario, se especificará cualquier problema de seguridad adicional del sistema de extracción.

7.45 El informe de la verificación de limpieza post-limpieza debe servir para servir como prueba del estado del sistema para asesores de seguros, agentes de medio ambiente, propietarios, etc.

El extracto de la Asociación de Contratistas de Calefacción y Ventilación (HVCA) TR19 es reproducido con el amable permiso de las Publicaciones de la HVCA.

R. D 341/1999 Reglamento de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid

3) Debe procederse a la limpieza periódica de las mismas con frecuencia de, al menos, una vez al año para las de usos alternos de hasta seis meses o menos y dos veces al año en todas las demás.

Los registros necesarios para realizar estas operaciones tendrán tapas con una RF-120 o se situarán en recintos carentes de materiales combustibles o inflamables.

Artículo 54.- Conductos de extracción o distribución y retorno de aire

El diseño y montaje de los sistemas de extracción o de distribución y retorno, deben ser tales que mantengan las condiciones generales de compartimentación del edificio, no favorezcan la propagación de un incendio, ni dificulten las condiciones de evacuación. Para ello deben cumplir, como mínimo, las siguientes condiciones:

  1. Disponer de dispositivos de compartimentación en coincidencia con el elemento constructivo compartimentador que garanticen la imposibilidad de propagación del incendio a su través. Estos elementos entrarán en funcionamiento cuando la temperatura alcance 70ºC en su interior, cuando se produzca un incremento brusco de temperatura de 30ºC por encima de la habitual de servicio o bien cuando circule humo en ellos. Su entrada en funcionamiento se pondrá de manifiesto en la central de detección cuando esta exista y debe permitir accionamiento manual cuando el caudal que circule a su través sea superior a 10.000 m3/h. Su entrada en funcionamiento se pondrá de manifiesto en la central de detección cuando esta exista y debe permitir accionamiento manual cuando el caudal que circule a su través sea superior a 10.000 m3/h.  El dispositivo compartimentador y su unión al elemento constructivo deben ser PF en el mismo grado que el exigido para el elemento constructivo compartimentador en el que se encuentre instalado.
  2. No pueden discurrir por espacios destinados a caminos de evacuación, salvo que se trate de conductos con una resistencia al fuego igual a la exigida a los elementos compartimentadores de dicho camino.
  3. En cualquier caso, los conductos de extracción, distribución y retorno, deben estar realizados con productos M1 como máximo.
Artículo 55.- Campanas extractoras de cocinas industriales

Las campanas extractoras, con superficie mayor de 2 m2, situadas sobre las zonas donde se realice algún proceso de cocinado, deben disponer de sistema de extinción automática adecuado a la posible acumulación en la misma de grasas y depósitos en general. Se deben someter a limpieza periódica con una frecuencia mínima de dos veces al año. 

Artículo 56.- Conductos de evacuación de gases y vapores

Deben ser independientes de los de cualquier otra instalación y cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Deben constituir sector de incendio en grado RF-60 como mínimo.
  2. Se prohíbe su paso a través de recintos de almacén de productos combustibles o inflamables así como por recintos destinados a dormitorio.
  3. Se deben evitar en la medida de lo posible los tramos horizontales. Cuando esto no sea posible se deben disponer registros de limpieza y dispositivos que permitan la recogida y sangrado de las grasas, con una separación máxima de 3 metros. Dichos registros deben ser, al menos, RF-60.
  4. Se debe proceder a la limpieza periódica de los mismos.
Fuente: Reglamento de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid

El fuego destruye un restaurante del área de servicio de Ugaldebieta

  • El incendio se desató en la cocina y redujo a cenizas el edificio, de estructura de madera, del que huyeron media docena de clientes

Un voraz incendio destruyó ayer por completo el restaurante del área de servicio de Ugaldebieta situado en sentido Bilbao, al paso de la autovía por el término municipal de Abanto. El siniestro se desató hacia las ocho y media de la tarde por causas que se desconocen, aunque pudo tener su origen en una freidora de la cocina. Según diversos testimonios, las llamas habrían subido por la campana extractora y se extendieron a las paredes y el techo del establecimiento, que no tardó en ser pasto del fuego. La autopista permaneció cortada en ambas direcciones durante media hora como medida de precaución.

El incendio se expandió con rapidez por todo el recinto -tanto el tejado como la estructura eran de madera-, haciendo prácticamente imposible atajar su avance. En el interior del restaurante había media docena de clientes y dos empleados en el momento de producirse el fuego. Presa de los nervios, la mujer que atendía el fogón trató de contener las llamas, que escaparon a su control. Momentos después llegaban dotaciones de tres parques de bomberos, en un desesperado intento de salvar el edificio, que tiene su gemelo al otro lado de la carretera y se levanta junto a una gasolinera. La proximidad del surtidor de Petronor hizo temer inicialmente que se produjera una explosión, pero el hecho de que los tanques estén bajo tierra y que el viento soplara en una única dirección, alejando el fuego de la gasolinera, evitaron la catástrofe.

El espectáculo era dantesco. Mientras las llamas se retorcían a gran altura sobre el cielo de Abanto, numerosos camioneros acudían al lugar para tratar de rescatar sus vehículos, que, salvo alguna luna, no sufrieron daños. Tampoco hubo que lamentar desgracias personales, aunque la acumulación de calor entre la cubierta y el tejado -fenómeno que denominan ‘flash over’- aceleró la combustión y puso en riesgo a las dotaciones de bomberos. Un retén permanecía de guardia al cierre de esta edición para extinguir todos los focos.

Fuente: http://www.elcorreo.com/alava/20090131/vizcaya/fuego-destruye-restaurante-area-20090131.html

Chimeneas, instalación, mantenimiento y acuerdos

Las chimeneas de ventilación y de salida de humos deben cumplir una normativa.
Las chimeneas deben cumplir, entre otras, las siguientes normas, según la Ordenanza correspondiente:

  • deben disponer de un dispositivo que facilite la toma de mediciones a fin de comprobar el funcionamiento de las calderas.
  • dispondrá de un orificio o p para poder realizar las medidas el final de la chimenea sobrepasará en un metro la altura del edificio más alto, propio o colindante, en un radio de 15 metros.

No se puede utilizar cualquier material para construirlas. La falta de una adecuación correcta causará pérdidas de energía, ruidos, gases, etc. con los correspondientes riesgos en cada uno d de los casos.

En las chimeneas se pueden instalar equipos depuradores de humos. Estos impiden que las partículas producidas por la combustión de  los productos energéticos – carbón, gasóleo, gas, etc…  – salgan al exterior y contaminen el medio ambiente… Por otra parte se evitará que se moleste a los propietarios de los últimos pisos con la caída de partículas  que manchan la ropa de los tendederos, las terrazas y  fachadas.

Las empresas de conservación de las instalaciones le aconsejarán, en cada caso, informándole si cumple no la normativa correspondiente.

En muchos edificios antiguos, que e disponían de fogón, existen chimeneas individuales para cada una de las viviendas. Estas discurren hasta llegar a la cubierta de la finca, no pudiéndose anular sin el consentimiento de cada uno de los propietarios de los pisos inferiores y autorización de e la Comunidad de Propietarios debe procederse a la limpieza de estas instalaciones consiguiendo una mejor combustión y evacuación, evitando peligro de incendio, además, se contribuirá a contaminar menos el medio am ambiente.


Instalación de chimeneas en locales

Uno de los problemas con los que se encuentran algunas comunidades es la falta de instalación de chimeneas de ventilación para los locales, necesitando acuerdo de los propietarios para autorizar dicha instalación a través de elementos comunes.

Está claro, que los promotores de algunos edificios, al hacer la división horizontal, incluyen en ésta una cláusula en la que se recoge que el propietario de los locales los podrá dividir y, además, podrá instalar chimeneas desde sus locales hasta la cubierta, siempre de acuerdo a las normas vigentes, incluso se puede reflejar la zona por donde deben pasar. De esta forma evitarían muchos problemas en la comunidad.

En las comunidades que no figura esta circunstancia se pueden tomar acuerdos y llegar a un consenso con el propietario o propietarios de los locales. Este puede permitir la construcción de la chimenea pero siempre reservándose la comunidad la propiedad de esta, estableciendo una fianza de buen uso y actualizándola cada año. En el caso de que el local, por los motivos que sea, se destine a una actividad molesta o peligrosa, la comunidad puede anular la chimenea pues es de su propiedad, dejando constancia en el Registro de la Propiedad. Todo esto se puede dejar correctamente reflejado en acta y debidamente asesorados por un letrado.

Chimeneas modificación dependiendo del servicio

Hay comunidades que transforman la caldera de carbón a gasóleo o gas natural, manteniendo la misma chimenea con el fin de ahorrar. Posiblemente la chimenea de la caldera de carbón no es la adecuada para la nueva instalación, por lo que no conseguirá un ahorro de energía, una correcta combustión y además estará contaminando el medio ambiente. Sobre este asunto debe solicitar el asesoramiento de técnicos y empresas competentes en el sector, instalando una chimenea debidamente homologada.

Chimeneas en vivienda particulares

Recuerde a los vecinos que tengan calderas de calefacción y agua caliente, que deben limpiar las chimeneas de ventilación y evacuación de residuos. Si no se hace se pueden acumular gases y desechos de la combustión de la cocina y vivienda, corriendo gran riesgo los habitantes del piso de posibles incendios y contaminación. Las chimeneas se pueden obstruir por la caída de elementos de distinta procedencia, ladrillos, nidos, etc.

Si tiene necesidad de proceder a la reparación, mantenimiento y conservación de la chimenea, contacte con una empresa o profesional, aunque es un mantenimiento que debería contratar la Comunidad de Propietarios al ser un elemento común.

No corra riesgos como presidente de la Comunidad y responsable de la finca, contrate el servicio de limpieza o comunique a los propietarios que deben limpiar la salida de gases, humos y ventilación de las viviendas en el caso que la Comunidad no lo contrate y locales comerciales. Acuda a un profesional que le garantizará la limpieza y le informará sobre la situación de la chimenea, si existe algún desprendimiento, si precisa reparaciones.

No corra riesgos y evite que se almacenen gases y exista una mala combustión de las calderas.

Existen síntomas que pueden indicar que la chimenea no está en perfectas condiciones, tales como:

  • La caldera se apaga algunas veces.
  • Condensaciones en la cocina o el lugar en que esté situada la caldera.
  • Siente que los ojos le pican, así como la garganta, dolores de cabeza.
  • Olores de gases.
  • Cambia de caldera, con detector más moderno, y ésta se apaga continuamente o no enciende.
  • Puede tener obstrucciones por anidamiento de pájaros o por elementos que se han quedado dentro de la chimenea.
  • Que la chimenea no tenga la altura suficiente y revoque el humo.

Uno de los graves problemas que se encuentran en las fincas es la falta de conservación de las chimeneas que proceden de los locales comerciales:

  • Están oxidadas.
  • No tienen la altura obligatoria de evacuación por encima de la cubierta.
  • Los módulos no están bien anclados unos a otros y existen pérdidas de gases, humos y grasas.
  • Producen olores de aire viciado, de cocinas, en los patios comunitarios y los vecinos no pueden abrir las ventanas para ventilar la vivienda.
  • Hacen ruido por la fuerza de los extractores debido al mal anclaje de éstas.

No olvide las chimeneas comunitarias e informe a sus vecinos que se deben limpiar, además, las chimeneas, shunt, calderas, calentadores, etc. cada cierto tiempo, evitarán sustos inesperados, accidentes y, además, contribuirán a la conservación del medio ambiente.

  • Contacte con profesionales sobre construcción, instalación, mantenimiento y limpieza de chimeneas.
  • Qué acuerdo se precisa para instalar una chimenea, modificar una instalada por exigencia normativa.

Si un propietario de un local o de una vivienda desea instalar una chimenea precisará de un acuerdo unánime a no ser que esté permitido por los Estatutos o exista alguna clausula en la escritura de División Horizontal que se lo permita, o tengan antecedentes en la finca. La jurisprudencia al respecto es amplia. Igualmente, si el propietario de un local que por el motivo que sea precisa modificar la chimenea y le exigen que debe pasar por otro lugar de la finca, será necesario someterlo al acuerdo unánime de todos los propietarios de la finca de acuerdo al contenido de la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 17 ” Artículo 17.6.Los acuerdos no regulados expresamente en este artículo, que impliquen la aprobación o modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad, requerirán para su validez la unanimidad del total de los propietarios que, a su vez, representen el total de las cuotas de participación. Pero si  ya tiene instalada chimenea por un determinado elemento común y solamente le exigen adaptarla a normativa vigente, no precisa acuerdo, aunque si se lo comunicará al Presidente.

  • Se reproduce sentencia sobre responsabilidad del mantenimiento de las chimeneas comunitarias con uso individual:

“Roj: SAP M 11017/2006 

Id Cendoj: 28079370182006100395 

Órgano: Audiencia Provincial 

Sede: Madrid 

Sección: 18

Nº de Recurso: 350/2006

Nº de Resolución: 429/2006 

Procedimiento: Recurso de apelación

Ponente: JESUS CELESTINO RUEDA LOPEZ 

Tipo de Resolución: Sentencia

AUD.PROVINCIAL SECCIÓN NN. 18 
MADRID 
SENTENCIA: /200600429/2006 
Rollo: RECURSO DE APELACIÓN 350 /2006 
Proc. Origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 225 /2005
Órgano Procedencia: JDO. 1A. INST. E INSTRUCCIÓN NN. 1 de NAVALCARNERO
PONENTE: ILMO. SR. D. JESÚS RUEDA LÓPEZ 
APELANTE: CDAD. DE PROP. APARTAMENTO000 FASE NUM000 PARCELA NUM001 DE 
SAN MARTIN DE VALDEIGLESIAS (MADRID) 
PROCURADOR: SIN PROFESIONAL ASIGNADO 
APELADO: Juan 
PROCURADOR: MARIA DEL CARMEN GIMENEZ CARDONA 
En MADRID, a diecisiete de julio de dos mil seis. 
ILMOS. SRES. MAGISTRADOS: 
ILMO. SR. D. LORENZO PÉREZ SAN FRANCISCO 
ILMO. SR. D. PEDRO POZUELO PÉREZ 
ILMO. SR. D. JESÚS RUEDA LÓPEZ 

La Sección Decimoctava de la Audiencia Provincial de Madrid, compuesta por los Señores Magistrados expresados al margen, ha visto en grado de apelación los autos sobre obligación de hacer, procedentes del Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Navalcarnero, seguidos entre partes, de una, como apelante demandada incomparecida CDAD. DE PROP. APARTAMENTO000 FASE NUM000 PARCELA NUM001 DE SAN MARTIN DE VALDEIGLESIAS (MADRID) y de otra, como apelado demandante DON Juan representado por la Procuradora Sra. Giménez Cardona, seguidos por el trámite de juicio ordinario. Visto, siendo Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. DON JESÚS RUEDA LÓPEZ. 

I.- ANTECEDENTES DE HECHO

La Sala acepta y da por reproducidos los antecedentes de hecho de la resolución recurrida. 

PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Navalcarnero, en fecha 14 de febrero de 2006, se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: “FALLO: ESTIMO ÍNTEGRAMENTE la demanda interpuesta por el Procurador D. José Miguel Sampere Meneses, en nombre y representación de D. Juan y CONDENO a la Comunidad de Propietarios ” APARTAMENTO000 – Fase NUM000 -Parcela NUM001 ” de la localidad de San Martín de Valdeiglesias a la reparación de la canalización de humos de la chimenea que comparten los apartamentos NUM002 y NUM003 , obras de reparación cuya concreción se realizará en ejecución de sentencia. Asimismo, deberá satisfacer las costas causadas en el procedimiento”. 

SEGUNDO.- Por la parte demandada se interpuso recurso de apelación contra la meritada sentencia, admitiéndose a trámite y sustanciándose por el Juzgado conforme a la Ley 1/2000, se remitieron los autos a esta Audiencia. 
TERCERO.- Que recibidos los autos en esta Sección se formó el oportuno rollo, en el que se siguió el recurso por sus trámites. Quedando en turno de señalamiento para la correspondiente deliberación, votación y fallo, turno que se ha cumplido el día 13 de julio de 2006. 

CUARTO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas en ambas instancias las prescripciones legales.

II.- FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ejercitada en su día por la parte actora una acción personal tendente a obtener la condena de la comunidad de propietarios demandada a la realización de determinadas obras para la corrección de la salida de humos de la chimenea existente en su vivienda al entender que tal conducto es elemento común y que en el estado actual produce los daños que se citan en la demanda, con fundamento legal en los arts. 396 C.c. y 10 LPH , se formuló oposición a la demanda alegándose la excepción de inadecuación del procedimiento y en cuanto al fondo la aplicación indebida (sic.) del artº. 10 LPH, siendo dictada sentencia en la instancia por la que se estimaba la demanda formulada, e interponiéndose por la demandada el recurso que es ahora objeto de consideración por esta Sala y que ha venido a fundamentarse en la a su juicio infracción de los artº. 18 y 10 LPH. 
SEGUNDO.- Planteada en tales términos la cuestión en esta alzada, viene a reiterarse en la misma la excepción de inadecuación de procedimiento mediante la aplicación del artº. 18 LPH, con olvido de que la resolución de tal excepción no puede hacerse con fundamento en el citado precepto, que no es procesal, sino de los arts. 249 y 250 LEC . Pues bien, si la cuantía litigiosa, sin discusión por la demandada, se fijó en 3.000.- _ es claro que el procedimiento adecuado lo es el ordinario conforme al artº. 249.2 LEC, procedimiento que también sería el adecuado de haberse ejercitado la impugnación de acuerdos comunes sometida a la LPH ex artº. 249.1 8º LEC. Por lo tanto en cualquiera de esos casos el procedimiento adecuado lo sería el ordinario que es el seguido en estos autos, no pudiendo confundirse el procedimiento, cauce procesal, con la acción ejercitada. 
El hecho de que exista un acuerdo comunitario como el adoptado en la junta de 15 de enero de 2005 sólo podrá tener el efecto de una prueba más en relación con la pretensión de desestimación de la demanda que formula la demandada, pero ello en modo alguno determina que el procedimiento adecuado para resolver la cuestión planteada lo sea el ordinario. 

Pero no sólo ello; si un comunero entiende que el mal estado de conservación o construcción de un elemento común le produce perjuicios, tiene acción contra la comunidad a la que pertenece para el cumplimiento de la obligación establecida en el artº. 10.1 LPH en cuya virtud “Será obligación de la comunidad la realización de las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad.”, y para el ejercicio de esta acción ninguna norma le impone que lo solicite en junta y lo apruebe ésta, bastando con que instada la reparación la comunidad se niegue a reparar y esa negativa puede serlo mediante acuerdo de junta o no. Producida la negativa en junta, el comunero puede ejercitar la acción que se deriva del artº. 10 LPH, bien de forma directa bien de forma indirecta mediante la impugnación del acuerdo comunitario, pero obviamente la más adecuada lo sería la primera desde el momento en que aunque se impugnase el acuerdo, de estimarse la demanda el efecto sería que el acuerdo es nulo pero no podría extenderse el fallo a la condena a la comunidad a que realice la reparación. 

Por ello el procedimiento adecuado lo es el ordinario y la acción ejercitada lo es la correcta puesto que lo pretendido no es que se declare que un acuerdo es nulo sino que la comunidad está obligada a ejecutar unas determinadas obras de reparación en un elemento común lo cual no depende de su voluntad sino de si le asiste o no la razón jurídica. Por ello no es de recibo el argumento de que mediante la sentencia de instancia se produce una incongruencia o una contradicción entre un acuerdo de la comunidad adoptado válidamente y una resolución judicial desde el momento en que ésta no está situada al mismo nivel que aquélla; el derecho del comunero existe o no con independencia de lo que la comunidad entienda, y es de insistir en que una hipotética impugnación judicial del acuerdo adoptado no solucionaría la cuestión puesto que sólo se lograría la declaración de nulidad del acuerdo pero no podría condenarse a la comunidad a que adoptase otro distinto. Si la comunidad no desea ejecutar las obras porque cree que no ha de hacerlo, no puede ser obligada a que adopte un acuerdo contrario a su voluntad, pero sí puede ser obligada a que aún contra su voluntad se ejecuten tales por asistir el derecho al comunero y ello sólo puede obtenerse mediante la acción ejercitada, por lo que procede desestimar tal motivo de apelación. TERCERO.- Igual suerte desestimatoria ha de correr el segundo de los motivos de apelación. Efectivamente, no discutido el carácter de elemento común de los conductos de evacuación de humos de las chimeneas, en ningún caso se ha aplicado indebidamente el artº. 10 LPH y menos en la consideración de que lo instado es la creación de un tiro independiente y ello porque lo solicitado en la súplica de la demanda es la condena a la reparación de la canalización y porque el fallo de la sentencia recurrida lo que establece es la condena a la reparación de la canalización en la forma que se determine en ejecución de sentencia, es decir una obligación de hacer reparatoria; en modo alguno se condena a la comunidad a la realización de una innovación y ello aunque en ejecución de sentencia se determinase pericialmente que la única forma de solucionar el problema lo fuera la creación de un tiro independiente puesto que ello no sería una innovación sino la forma de reparación de un elemento común que por sus defectos produce un daño a un comunero, situación difícilmente conciliable con la alegada actuación abusiva que se predica del mismo. 

Procede, por ende, la desestimación de tal motivo y con ello del recurso formulado, confirmándose la sentencia recurrida con imposición a la recurrente de las costas procesales causadas en esta alzada. Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación. Por cuanto antecede en nombre de Su Majestad El Rey y por la autoridad conferida por el Pueblo Español.

III.- FALLAMOS

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la Comunidad de Propietarios APARTAMENTO000 Fase NUM000 Parcela NUM001 de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) contra la sentencia dictada por el Sr. Juez titular del Juzgado de 1ª. Instancia nº 1 de Navalcarnero de fecha 14 de febrero de 2006 en autos de juicio ordinario nº 225/05 DEBEMOS CONFIRMAR Y 
CONFIRMAMOS íntegramente la misma con imposición a la recurrente de las costas procesales causadas en esta alzada.

Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación literal al Rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico.”( www.poderjudicial.es Centro de Documentación Judicial) 

Fuente: http://www.admifin.es/preguntas-frecuentes/153-chimeneas-instalacion-mantenimiento-acuerdos